¿Eres nuevo lector del Boletin Liberal?

Para encontrar el articulo que buscas solamente tienes que buscar en la columna derecha (Encuentra tus articulos favoritos). Clicando en las etiquetas encontras todos los articulos relacionados. Por ejemplo:Si quieres buscar un articulo de José Losa solamente tendrias que clicar en la etiqueta y te saldrán todos sus articulos.

Buscar palabra

Emprendimiento en España

domingo, 8 de diciembre de 2013

Crisis. Esa palabra que tanto se ha escuchado en los últimos años. Esa situación que se está revirtiendo. Una palabra que representa lo peor de los últimos años y que tiene evidentes connotaciones negativas.  Fruto de esta, miles de personas han perdido sus empleos. Sin embargo, frente a esta perspectiva negativa hay otra bien diferente. El número de autónomos en España continúa en aumento (17.900 nuevos desde Enero de 2013). Personas que en medio de la crisis apuestan por sus proyectos y frente a la negatividad imperante consiguen hacerse un hueco en el mercado. Este proceso no es fruto de la casualidad, sino de la autorregulación y el orden espontáneo surgido de la interacción de millones de personas en el mercado, así como de las últimas medidas tomadas por el gobierno, como la reducción de las cuotas de la seguridad social, plan de pago a proveedores así como la reducción progresiva en el aumento de la deuda de las AAPP, la cual dificulta el acceso al crédito de los verdaderos creadores de empleo (las empresas), la reforma laboral...  Podríamos simplificar todo diciendo que la economía es como un rompecabezas. Durante la época de bonanza todas las piezas parecen encajar correctamente hasta que llega un punto en el que los fallos en este son insalvables y se produce una crisis, en la cual las que no encajan salen del mismo y son sustituidas por otras que encajan mejor. Este proceso es doloroso, pero necesario para que se inicie un nuevo periodo de crecimiento y prosperidad. A fin de cuentas el mercado se autorregula creándose un desorden ordenado, siempre preferible a un orden desordenado. Los gobiernos deben de retirar las piedras del camino para facilitar el proceso, favoreciendo así la regeneración del tejido productivo y no poner piedras en el camino como hicieron anteriores gobiernos en España. Con ello volverá a crearse empleo. Las medidas liberalizadoras  del gobierno y la reducción de la presión fiscal a los emprendedores aprobada recientemente (94,1% de las empresas en España son microempresas y el 5,8% PYMES) permitirán que España abandone el tercer puesto en el ranking de los países europeos con impuestos más altos para las empresas y facilitan que el sector privado se adapte más rápido a las nuevas circunstancias, volviendo el rompecabezas así a funcionar. Los frutos de las reformas se harán ver en 2014. No obstante debemos continuar con las reformas ya que entre otras cosas España ha caído al puesto 142º de 189 entre los países con facilidad de crear negocios (Uzbekistán, Zambia o Sudán del Sur son solo algunos de los países que superan a España en este parámetro. Si bien para empezar a andar, una compañía en el país requiere una decena de trámites y una media de 23 días, este nivel ha mejorado considerablemente con respecto al 2012, cuando se requerían 28 días).
 Por consiguiente podemos decir que se puede emprender en una crisis. La palabra crisis en japonés está compuesta por los caracteres ”peligro” y ”oportunidad”. Aun en esta situación (que por suerte está acabando) se puede crecer, se puede emprender y lo más importante, se está consiguiendo. Demos la vuelta a la palabra crisis y veamos en ella una oportunidad de futuro.

José Losa Pérez 

0 comentarios: