¿Eres nuevo lector del Boletin Liberal?

Para encontrar el articulo que buscas solamente tienes que buscar en la columna derecha (Encuentra tus articulos favoritos). Clicando en las etiquetas encontras todos los articulos relacionados. Por ejemplo:Si quieres buscar un articulo de José Losa solamente tendrias que clicar en la etiqueta y te saldrán todos sus articulos.

Buscar palabra

Filosofando la fiscalidad

jueves, 31 de enero de 2013


La fiscalidad, que es el sistema fiscal y legal relativo y basado en el impositivismo, esto es, en nuestros impuestos, es un sistema del que podría decirse además que "regula la disposición de nuestra riqueza", pero véase a continuación por qué motivos.
Los políticos favorables a la fiscalidad, a la subida de impuestos tienen uno dos objetivos como base a la hora de intentar incrementar los ingresos del Estado (o de otras administraciones e instituciones): recaudar indirectamente a través de procesos como las compras y las transacciones financieras o, elevar la fiscalidad sobre las rentas más altas y las grandes empresas (incluso las PYMES). Asimismo, estos objetivos son decisivos para la economía de una nación o región.impositivismo, esto es, en nuestros impuestos, es un sistema del que podría decirse además que "regula la disposición de nuestra riqueza", pero véase a continuación por qué motivos.

El IVA (Impuesto sobre las Ventas Aplicadas)es un método impositivo de recaudación indirecta a través de las transacciones comerciales (compras) realizadas por los ciudadanos (usuarios) que provoca de manera proporcional un repercusivo aumento de los precios, que perjudica con bastante potencia a los comercios pues disminuye el consumo y la competitividad (en otras situaciones indirectas como las transacciones financieras, podríamos afirmar la indiferencia). Esto puede darse además a consecuencia de otros impuestos como por ejemplo el IRPF ya que en todo caso, el contribuyente sufre una presión fiscal que además de reducir el salario en casi la mitad (con todos los impuestos aplicados sobre este), se ve obligado a ahorrar y rebajar en consumo dentro de sus posibilidades económicas. No obstante, algunos establecimientos comerciales y servicios no llegan a aplicar el IVA incurriendo en el fenómeno de la economía sumergida (algo bastante común en la amplia mayoría de las PYMES) o, evitan que repercuta en los consumidores manteniendo los mismos precios como han hecho empresas como Mercadona tras subirse el IVA al 21%.

Mientras, el exceso y elevación de la fiscalidad sobre las rentas altas y las grandes fortunas es siempre una política fracasada pues se provocará la evasión de capitales hacia paraísos fiscales o Estados con baja fiscalidad, algo de bastante importancia e incluso grave si esa evasión se da en defraudadores, corruptos o delincuentes económicos. Casos como estos se han dado en Francia tras aplicar Hollande dichas elevaciones(recuérdese el caso del actor galo Gerard Dépardieu) y hasta en España, donde ha llegado a ser alertada por el FMI.

Por otra parte, cabe recordar que una amplia recaudación por parte del Estado además de provocar un acercamiento al superávit, garantiza seguridad para ampliar la estructura del Estado y aplicar políticas socialdemócratas e intervencionistas (servicios públicos, subsidios, etc.) aunque en ningún caso ha de pensarse que la fiscalidad es el pago de dichos servicios, sino aquello que permite en cierta medida que el Estado pueda financiarlos ya que además, si el Estado despilfarrase todo el dinero tributado en beneficios personales de los burócratas, se corrompería total y casi totalmente el sistema.

Final y concluyentemente, téngase en cuenta que la fiscalidad y el intervencionismo así como la gestión y capitalización pública de los servicios han de reducirse al menos para que se garanticen los siguientes factores: estímulo del consumo y de la competitividad, crecimiento económico y mayor libertad en esta rama.

0 comentarios: