¿Eres nuevo lector del Boletin Liberal?

Para encontrar el articulo que buscas solamente tienes que buscar en la columna derecha (Encuentra tus articulos favoritos). Clicando en las etiquetas encontras todos los articulos relacionados. Por ejemplo:Si quieres buscar un articulo de José Losa solamente tendrias que clicar en la etiqueta y te saldrán todos sus articulos.

Buscar palabra

¿Debe de pagar la Iglesia el IBI?

viernes, 13 de julio de 2012


Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción (Campanario, Badajoz)

El cobro del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) a la Iglesia llegó a ser noticia desde hace meses ya que desde distintas partes se ha planteado su cobro, tanto desde la izquierda como desde algunos consistorios gobernados por los populares (por ejemplo, Cáceres y Zamora); pero la cuestión es si se le debería cobrar.
Pues mi respuesta es algo ambigua pero coherente, siendo la que desarrollo a continuación.
Es cierto que para salir de la crisis, todos hemos de arrimar el hombro (los ricos, la Iglesia, todas las clases, los políticos, etc.) pero, hagamos un profundo análisis. La labor eclesial ahorra al Estado unos más de 20.000 millones de euros -según esta noticia de La Razón- ya que ha ejercido importantes inversiones en asistencia de personas, actividades caritativas y educativas, etc, habiendo llegado a atender a unos más de 3,6 españoles en plena crisis; así que esta labor habrá que destacarla. Asimismo, organizaciones como los sindicatos -vinculadas a la izquierda, que es la promotora de la medida- no han hecho ninguna labor social destacable y digna de equipararse con la eclesial. Y concluyendo, me opongo a que la Iglesia pague el IBI en agradecimiento a su labor socioasistencial.
No obstante, no me opondría al cese de la financiación del Estado a cualquier confesión religiosa así como a cualquier otra organización, y todo esto simplemente por cuestiones liberales ya que cuanto menos intervenga el Estado pues mejor -en todos los sentidos-.

¿Necesidad impositiva?

miércoles, 11 de julio de 2012

Quiero cuestionar si estamos ante una ‘necesidad impositiva’ a raíz de las últimas medidas que está tomando el Gobierno (las basadas en subidas impositivas, siendo algunas de estas propuestas por la UE), lo cual haré a continuación.

A criterio de nuestros gobernantes, se han tenido que ver ‘obligados’ a hacerlo, habiendo tenido que subir impuestos como el IVA y el IRPF (este último en diciembre) pero, ¿es cierto que es y era la única opción o, hay alternativas?

Pues desde mi punto de vista sí hay alternativas y es que en España ‘sobraría’ de todos modos hacer esto pues el Estado puede ahorrar mucho dinero recortando gastos superfluos como las mancomunidades -que ya van a ser suprimidas-, las diputaciones provinciales, las subvenciones a sindicatos, ONGs y partidos, los privilegios políticos, empresas públicas, las televisiones autonómicas (concluyendo, reducir el gasto público) y, el Estado Autonómico implantándose un Estado centralizado. En ‘conclusión’, esta alternativa sería llevar una política económica más liberal lo que sería más viable e influiría de manera positiva dando como resultado para un país su crecimiento económico y es que las regiones y estados con menos impuestos y políticas más liberales (con menos impuestos) -pues la vía impositiva es socialdemócrata- son las que están experimentando un mayor crecimiento económico siendo algunas estas la Comunidad de Madrid y los Países Bálticos.

Por otra parte, con respecto a la aplicación impositiva solo a las personas con mayor renta (los ricos), algo que suele reivindicarse frecuentemente, desde mi punto de vista, más importante que eso sería recortar en algunas de las partidas mencionadas anteriormente y suprimiendo pensiones vitalicias e indemnizaciones millonarias que se les ofrece a los banqueros entre otros; pero de todos modos, aplicarles un impuesto -como el de patrimonio- no sería muy negativo ya que se haría que esa persona contribuyese un poco a la estabilidad y aumento de los ahorros del Estado al tener una mayor capacidad económica.

Final y concluyentemente, quiero manifestar que hay que garantizar la libertad económica tanto del individuo como del Estado ya que se demuestra que así se garantizan el crecimiento y la viabilidad económica del Estado.