¿Eres nuevo lector del Boletin Liberal?

Para encontrar el articulo que buscas solamente tienes que buscar en la columna derecha (Encuentra tus articulos favoritos). Clicando en las etiquetas encontras todos los articulos relacionados. Por ejemplo:Si quieres buscar un articulo de José Losa solamente tendrias que clicar en la etiqueta y te saldrán todos sus articulos.

Buscar palabra

España, capital Caracas

domingo, 26 de febrero de 2012

Sigo la política venezolana de cerca desde mediados de los 90. En aquellos momentos, a España llegaban de Venezuela unas cuantas cosas: las afinidades de políticos venezolanos con Felipe González, las algaradas callejeras, Ivonne Reyes, los culebrones de Radio Caracas Televisión como Cristal o Topacio; y La Loba Herida coproducida por Telecinco España en cuya presentación aparecía un clásico venezolano: El Puma. Un conjunto inquietante, ya lo sé. Además en mi colegio tenía un compañero que tenía una tía en Venezuela. Pero al grano, de todas esas cosas la clave fue ver La Loba Herida. ¡Sorpresa! Mi lector habitual no se lo esperaba, aunque mi más conocedor sí. A mis 10 años de edad me gustó ese culebrón. Lo daban a la hora a la que los niños cenan y lo veía con alegría. Ahí está: http://www.youtube.com/watch?v=Oh00_GT1dk8 -¡Corre, corre! ¡Que ya empieza!
Como en todos los culebrones había ricos malos, pobres buenos, pobres traidores y una clase media puteada. Pero La Loba Herida tenía algo diferente: el papel de Julie Restifo como Eva Castillo. Una oligarca, como diría un chavista. La rica mala de todo culebrón pero esta tenía una vocación más criminal que las malas habituales. Era, ni más ni menos, que traficante de armas. Su marido, el Señor Castillo tenía una empresa atunera en la Guaira y ella aprovechaba los atunes para meterles fusiles de asalto dentro y venderlos. La trama desvela las conexiones entre Venezuela y Colombia y el tráfico ilícito de todo tipo de mercancías. ¡Vaya frontera! La colombo-venezolana.
Quizá me gustaba la telenovela porque a veces resultaba más una serie de acción que un culebrón. Dicha serie impulsaba a mi madre a contestarme muchas preguntas como “Si que hay gente rica allí, ¿no?” y ella contestaba “Y gente muy pobre, hay poca clase media”. Eso me afectó. La serie se estrenó en 1992, año en el que se produjo el Golpe de Estado de Chávez junto con una serie de mandos medios del ejército contra el Gobierno de Carlos Andrés Pérez, el Presidente venezolano de Acción Democrática amigo de Felipe González. Estos acontecimientos políticos y el culebrón hicieron despertar mi primer interés por Venezuela, hasta hoy.
Chávez ganó las primeras elecciones en 1998, la misma época en la que Tony Blair ganaba en el Reino Unido. Lo que he agradecido durante los últimos años, supongo que como todos, es poder seguir cualquier medio de comunicación del Globo con total facilidad a
través de la red. Hace unos 8 años ver la televisión de Venezuela en directo no era posible. Ahora sí y es un gran placer. Llevo mucho viendo Globovisión, la cadena opositora y acosada por el Gobierno Bolivariano. Pero en los últimos dos meses, no he dejado de ver también la oficialista y pública Venezolana de Televisión. Desde que María Corina Machado se enfrentó al Presidente en pleno discurso en la Asamblea llamándole ladrón. Dijo “se ha dedicado a expropiar que es robar”. Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=ETIaOyPdz2M
Veo también Tele Sur, la cadena de vocación panamericana creada por don Hugo Rafael Chávez Frías. Sigo la política de muchos lugares del mundo y siempre ando buscando paralelismos con la nuestra. Nunca los había encontrado tan claros.
El período político y económico entre 1992 y 1999 en Venezuela es muy parecido al que está viviendo España. No soy sospechoso de ser chavista, pero hay una acusación constante del oficialismo en la que estoy de acuerdo. Carlos Andrés Pérez (CAP) fue un Presidente desastroso. El mayor causante del fin institucional de la Cuarta República en Venezuela fue él, aunque no fue su último Presidente. La corrupción y el ajuste económico fueron las características principales de su Gobierno. El ajuste propuesto por el FMI llevó a un gran descontento popular hasta el llamado “caracazo” que acabó con una dura represión. Eso aceleró la deslegitimación de aquel régimen político y el 4F de 1992 vino el Golpe de Estado liderado por Chávez. Ese Golpe fracasó pero hoy en día se usa por parte del régimen bolivariano como acto heroico del pueblo en revolución. Chávez, antes de ser arrestado pronunció su famoso “por ahora” en el que reconocía el fracaso del Golpe. Ahora lo llaman “Semilla de la patria nueva”. Vídeos: http://www.youtube.com/watch?v=PJQHmzW9Jlg y http://www.youtube.com/watch?v=5BfvxiSyw5E
La Cuarta República degeneró y la similitud con la España actual es evidente en cuatro aspectos: político, social, económico y temporal. Salvando las diferencias más prácticas, todo en España resulta muy familiar conociendo la política venezolana.
Venezuela vivía en un bipartidismo entre AD (los famosos adecos) de tendencia socialdemócrata y COPEI de tendencia socialcristiana. Los gobiernos se alternaban pero las políticas no eran muy distintas. Seguro que a los españoles nos suena. La independencia judicial estaba en la Constitución pero de facto no existía. La corrupción, la ausencia de controles y la ausencia de contrapoderes eran totales. En
ese ambiente, con ese caldo de cultivo, que el populismo tomase el control estaba garantizado. Después del Golpe fracasado contra Carlos Andrés Pérez (AD) vino la Presidencia de Rafael Caldera. En 1993, Caldera viniendo de COPEI intentó formar un gobierno que aunara voluntades diversas, una especie de gobierno de concentración que iba desde los izquierdistas PCV o MAS hasta los derechistas URD o MIN. El gobierno de Caldera ya fue claramente populista y dejó las bases perfectas para el triunfo de Hugo Chávez en 1998. Caldera con presión social, en constante minoría parlamentaria y con una sociedad descreída en la Cuarta República; dejó salir en libertad a los golpistas, entre ellos a Chávez. Éstos formaron el Movimiento Quinta República (MVR) y ya empezaron a trabajar para la reforma constitucional que realizó Chávez cuando ganó las elecciones.
Chávez no fue visto como un golpista por una mayoría de la población, fue visto como la salida de aquel sistema político. La salida populista sí, revolucionaria. Hay que tener claro algo: cuando un régimen se viene abajo se procede a tirar unos dados. El girar de los dados lo llamamos revolución y mientras ruedan nadie sabe lo que va a salir. Mejor no lanzar los dados, mejor reforma que revolución. Las reformas se pueden guiar, los dados no. Pero para la reforma es necesario que el régimen se deje matizar.
¿Y en España? ¿Nuestro sistema electoral que blinda la partitocracia institucional se deja reformar? En Venezuela no se dejó reformar durante décadas y pasó lo que pasó. Los dados aún podrían haber dado peor resultado. Y no sé hasta qué punto podemos decir que siguen girando… Pues Chávez, aunque no tan agresivo retóricamente como en 1999 o 2000 sigue hablando de revolución. Los parecidos entre AD/COPEI y PP/PSOE son evidentes.
¿Es Zapatero nuestro Carlos Andrés Pérez y Mariano Rajoy nuestro Rafael Caldera? Zapatero inició el ajuste económico dirigido desde el exterior, igual que CAP. Mariano Rajoy es un líder que bien podemos calificar como socialcristiano y que está haciendo subidas de impuestos que al PSOE le hubiese gustado hacer. PP y PSOE son dos siglas que parecen muy agotadas a pie de calle y podemos afirmar que nuestras clases medias se están empobreciendo y desapareciendo. Un escenario político y social en “venezolanización”.
Así como en Venezuela los chavistas mitifican el 4F, día del golpe contra CAP. Aquí ya tenemos nuestra fecha mítica, el 15M. El 4F fue
en el mandato de CAP, el 15M en el mandato de Zapatero. ¿Es el 15M la “Semilla de la Patria Nueva” en España? La instalación del populismo en España es absoluta, se señalan enemigos con la misma facilidad que en la Venezuela de los 90. La banca se lleva la palma. Sin entrar en hasta qué punto es causante de la situación, yo digo que menos de lo que se dice en los medios generalistas y en la calle, los banqueros son protagonistas de muchas pancartas.
En todo caso, el populismo se puede medir por el nivel de demanda popular hacia el Estado para que éste solucione los problemas de todos. Y sin duda en España, la mayoría espera todo y más del poder público. La asunción de la propia responsabilidad no existe de forma general y al político no se le critica por lo que molesta, se le ataca por lo que no da. Un ejemplo claro lo tenemos con el asunto de las hipotecas, terreno ideal para practicar el populismo más irresponsable. Nadie parece asumir lo que firmó, nadie parece reconocer que quien pacto el precio de la compra de su casa fue uno mismo.
Los políticos tradicionales en Venezuela, adecos y copeyanos, se acercaron al populismo a última hora. Ese fenómeno lo vemos también aquí, más en el PSOE que en el PP. Pero no pasa desapercibido para los sectores más liberales que el discurso y políticas del PP se han desplazado considerablemente hacia la socialdemocracia.
Que nadie se engañe, buena parte de lo que llamamos 15M quiere mandar. Ya tenemos a personas como Alberto Garzón en el Congreso. Resultón, popular, populista, de una formación suficiente… Inquietante ya lo sé. Quizá un error táctico para él ir por Izquierda Unida, ya creará su PSUV porque las actuales siglas le restan ante el español medio. Ese español que en buena medida compraría su discurso sobre la crisis. Digo frecuentemente en tono jocoso “¿Será Alberto Garzón Espinosa nuestro Hugo Rafael Chávez Frías, Presidente de la Tercera República Española y Bolivariana?” El tiempo nos lo dirá, pero la cantidad de paralelismos no deja de sorprenderme. Y al fin y al cabo nuestro substrato cultural no es muy diferente al de un venezolano o al de cualquier caribeño. ¿República bananera?
Para acabar, un mensaje claro de advertencia para los señores de la izquierda panfletaria: no se puede desarrollar el chavismo aquí porque no se tiene el petróleo con el q pagar el pienso populista.

1 comentarios:

Redes Socioculturales del Municipio Bolívar "Oroguaipur" dijo...

Hola, saludos desde Venezuela... me parece muy interesante su articulo, aunque no comparto su última afirmación, ya que como integrante de ésta República bananera, también somos pueblo, cuya ideología no se compra con petróleo, le podemos prestar nuestros Zapatos para que rehaga su juicio, respecto al Venezolano que sabe patear el barro... oroguaipurblogspot.com